Ventajas y desventajas de los comestibles cannábicos

Escrito por el 23 noviembre, 2020

Para disfrutar del cannabis es muy importante decidir la cepa o variedad que vas a usar, te vas decantar por una sativa o prefieres alguna índica para un efecto más relajante. Bueno, además de ello, también es imprensidible escoger el método de consumo pues, en el mundo cannábico existen diversas maneras para poder consumir marihuana: porros, blunts, bong, pipas, concentrados y comestibles son algunas de las opciones.

En esta oportunidad queremos hablarte de los comestibles cannábicos, específicamente de las ventajas y desventajas.

Comestibles de cannabis

Los comestibles de cannabis son bastante populares. Este método de consumo ofrece diversas ventajas y desventajas, pero aquí te presentamos tres de ellas, así que continúa leyendo.

Ventajas

1) Efecto potente y duradero

Esta es quizás una de las ventajas que más llama la atención de los usurarios de los comestibles cannábicos, ya que con este método de consumo se puede disfrutar de un efecto potente y duradero.

2) Variedad de platillos

Los comestibles cannábicos le brindan a los consumidores amplias opciones. Ya que se pueden preparar casi cualquier postre o comida. Desde helados, hasta tortas, sopas, salsas y bebidas.

Ten presente que para preparar los comestibles es necesario que el cannabis se descarboxile, y que en la receta se incluya algún tipo de grasa como mantequilla o aceite.

También puedes optar por cocinar directamente con mantequilla o aceite cannábicos.

3) Discreción

Al ingerir la marihuana puedes sentir los efectos psicoactivos del cannabis sin tener que inhalar el humo, por lo tanto, es una opción de consumo bastante discreta, ya que generalmente no despiden olores, bueno, al menos que los prepares por ti mismo.

Es muy necesario tengas cuidado de que de alguien no se antoje de tus galletas o brawnies cannábicos. Guardalos en un lugar adecuado y seguro, para que no los confundas con otros alimentos.

Desventajas

1) Tarda en hacer efecto

Dentro de los aspectos negativos de los comestibles se encuentra su efecto tardío. Cuando te fumas un porro o usas un vaporizador, los efectos del THC se sienten en poco tiempo, pero con los comestibles sucede todo lo contrario, ya que se debe esperar al menos entre 30 minutos a dos horas para sentir las sensaciones psicoactivas, e incluso más (todo depende de diversos aspectos).

Así que si eres de los que tiene poca paciencia, seguramente no te agradaran los comestibles cannábicos.

2) La dosificación es más complicada

Otro de los inconvenientes es la dosificación (aún cuando se utilicen productos ya preparados o hechos en casa). Ten presente que el THC se puede distribuir de forma irregular por todo el alimento o mezcla, por tanto, controlar si se consume una dosis alta o baja en una porción es más complicado.

Asimismo, podrías llegar a usar excesivas cantidades de mota al cocinar.

3) Es más fácil perder el control

Precisamente como se puede preparar casi cualquier postre, comida, o bebida, es mucho más difícil controlarte con las porciones. Sí te encantan las tortas de chocolate lo más probable es que consumas más de la cuenta, y esto te puede provocar que vivas una experiencia desagradable al excederte con el comestible.

Si adquieres productos comerciales, ten cuidado, pues, no sabes qué tipo de cannabis se ha empleado para su producción, ten presente que muchos cultivadores suelen usar pesticidas u otros químicos en el cultivo. Con los productos comerciales la dosificación también puede ser complicada.

Consideraciones finales

Los comestibles cannábicos pueden llegar a ser deliciosos, pero cosumelos con precaución. Recuerda que el metabolismo y el cuerpo de cada persona es distinto y la reacción también. Hay muchas variables a considerar.

Ve poco a poco, con pequeñas porciones y sobre todo ten paciencia y espera hasta sentir el efecto.


Canción actual

Título

Artista