Esquejes vs semillas de marihuana ¿Cuál método de cultivo es mejor?

Escrito por el 15 octubre, 2020

Para comenzar a cultivar marihuana hay dos caminos que puedes elegir, el primero es iniciar tu plantación a partir de semillas, y el segundo es hacerlo por medio de esquejes.

La verdad es que con ambas alternativas puedes obtener tanto beneficios como desventajas. Sigue con nosotros y conoce algunas de ellas.

Cultivar cannabis a partir de semillas

Muchos cultivadores prefieren comenzar su plantación de cannabis a partir de semillas, pues algunos consideran que éstas son más fáciles de conseguir. Si vives en un lugar donde la marihuana es legalizada tendrás mayor acceso a las mismas, incluso las puedes adquirir por internet en algún banco de semillas confiable.

Ahora es posible encontrar semillas feminizadas de alta calidad, con la cual, podrás obtener una garantía muy elevada de producir plantas hembra. Además, si cruzas tu planta hembra favorita con algún macho, con el tiempo adquirirás cientos de tus propias semillas.

A pesar de que esta opción te brinda numerosas ventajas, también puede ocasionarte inconvenientes, uno de ellos, es que a través de este método corres el riesgo de que no todas las semillas germinen, y éstas también pueden tardar más en alcanzar la cosecha, en comparación con los esquejes.

Además, también puedes encontrarte con plantas ligeramente distintas a su progenitor, pues cada semilla desarrolla un código genético único.

Cultivar cannabis a partir de esquejes

Si aún no conoces este método, no te preocupes, no es tan complicado. Los esquejes son clones de una planta madre, y éstos se obtienen cortando una rama de la misma. Esta alternativa te permitirá conservar de forma idéntica los rasgos genéticos de esa variedad.

Realizar esquejes de cannabis no es difícil, sin embargo, hay que saber cómo se hacen exactamente para garantizar el éxito del enraizado de los clones.

La ventaja que te ofrecen los esquejes son muchísimas, una de ellas es que ahorrarás más tiempo que cuando cultivas con semillas, ya que te saltarás la etapa germinativa, que puede llegar a tardar 24 horas o varios días. Con los esquejes solo deberás esperar a que éstos desarrollen raíces, y tendrás una planta lista para cultivar.

Cuando cultivas cannabis a partir de esquejes te asegurarás de obtener, en tu próxima cosecha, las características de la variedad que clonaste, por lo cual, disfrutarás todo el tiempo de tu cepa favorita. Además te puede garantizar obtener siempre plantas hembra. Sin embargo, no todo es color de rosa, los esquejes también tienen su lado negativo.

Cuando trabajas con esquejes, éstos deben tratarse con mucho cuidado pues de lo contrario, si no les brindas las condiciones adecuadas pueden morir antes de echar raíces. Además, si la planta madre tiene algún defecto, este rasgo será transmitido al esqueje que hayas hecho.

¿Cuál es el mejor método?                              

Ya conoces algunos de los beneficios y desventajas que te brindan estas dos formas de cultivo, determinar cuál de éstas es mejor, realmente dependerá de ti. Para los novatos quizá cultivar con semillas sea mucho más fácil, sin embargo, como te explicamos anteriormente, cultivar a partir de esquejes tampoco es mala idea. Prueba el que mejor funcione para ti.

 


Canción actual

Título

Artista