Cómo corregir la falta o exceso de riego del cannabis

Written by on 13 febrero, 2020

Si estas comenzando en el mundo del cultivo de marihuana, hay ciertos aspectos que debes tomar en cuenta para hacerlo correctamente, como la iluminación, la fertilización entre otros.

El riego, por supuesto, es también un elemento determinante para lograr una cosecha exitosa.

Cuando el riego se practica de forma adecuada  las plantas de cannabis crecen sanas y fuertes, seguramente querrás que a tus cepas les ocurra lo mismo, por lo tanto, aquí te indicaremos como hacerlo.

A la hora de regar las plantas, se necesita un equilibrio. Si riegas demasiado podrían podrirse las raíces, por algo dicen que todo en exceso es malo. Del mismo modo, si riegas muy poco, tu planta podría secarse. Entonces ¿cómo puedes evitar que te sucedan estas cosas?, sigue leyendo para tomes nota de algunos consejos.

Exceso de riego

Este es uno de los errores más comunes, ya que muchas personas creen que mientras más agua mejor, ven la tierra un poco seca y corren a regar sus plantas a cada instante.

Las plantas de cannabis tienen  su sistema de raíces  que además de anclar las plantas al suelo para evitar que sean derribadas por el viento, son utilizadas para respirar y absorber agua. Si está constantemente inundado, terminarán ahogándose.

Entre los síntomas más frecuentes del exceso de riego en las plantas de cannabis se encuentran: hojas decaídas y amarillentas. Incluso el ritmo de crecimiento de las plantas es más lento.

Si experimentas estos síntomas lo mejor será que reduzcas la frecuencia de riego. Puedes optar por tocar la superficie de la tierra con el dedo índice hasta el primer nudillo, si está seco, vuelve a regar.

También asegúrate de que tus plantas cuenten con un drenaje adecuado, que la tierra quede húmeda pero no empapada. Debes estar atento de que el agua no se acumule demasiado en el fondo.

Falta de riego

Si riegas muy poco tus plantas también podrías perjudicarlas, ya que tendrán un aspecto enfermizo, las hojas estarán secas, frágiles y marchitas. La solución es que reajustes tus programas de riego, sobre todo si vives en una zona calurosa.

Hazlo de modo que el agua se escurra por lo agujeros de drenaje durante 1 minuto, espera a que la capa superficial de la tierra se haya secado ligeramente antes de volver a regar.

¿Con qué frecuencia debes regar tus plantas?

La respuesta a esta pregunta depende de diversos elementos, por ejemplo la temperatura, la humedad y otros factores ambientales pueden cambiar la frecuencia con la que las plantas necesitan agua.

Existen varias formas de saber si es hora de agregar agua a tus plantas, como por ejemplo, si la capa superior del suelo está seca o si hay algún indicio de marchitamiento en las hojas.

 

 


Current track

Title

Artist

Background