Descubre cómo puedes aprovechar tus cogollos ya vaporizados

Written by on 11 febrero, 2020

Cada vez más son los usuarios de marihuana que optan por los vaporizadores, ya sea porque es un método más saludable porque se inhala vapor en lugar de humo o por la versatilidad de estos productos.

Lo cierto es que un vape te ofrece distintas ventajas que pueden hacer que tu experiencia mejoré, ya que estos artículos te permiten medir la temperatura y de esta maneracontrolar el efecto de tu subidón.

Cuando vaporizas la planta seca, ésta adquiere un tono amarronado y podría parecer degradada hasta el punto de ser inservible, por esta razón muchas personas tiran sus cogollos ya vaporizados. Pero, ¿sabías que estos cogollos siguen funcionando?

Sí, hay otros usuarios que aprovechan al máximo sus cogollos así se hayan vaporizado. Sigue leyendo y te explicaremos como puedes hacerlo.

1-No desperdicies la marihuana

Lo primero que debes hacer es no tirar tu planta, ya que incluso el THC no ha desparecido por completo, al igual que otros cannabinoides. Si la planta adquiere un color negro o marrón oscuro, no es recomendable usarla porque probablemente se calentó demasiado.

Trata de que al vaporizar marihuana la temperatura sea de 157-227°C. Esta planta ya vaporizada puedes aprovecharla para agregarla en un canuto, y  te ofrecerá un colocón suave.

2- Comestible

Se dice que la vaporización es una forma de descarboxilación, un proceso necesario a la hora de elaborar comestibles de marihuana. La mayoría de los comestibles contienen mantequilla, puedes preparar este ingrediente reutilizando tus cogollos vaporizados.

En una olla, pon a calentar la mantequilla a fuego lento, con agua y los cogollos vaporizados, puedes dejarlo entre 2 a 4 horas. Una vez hervida, filtra la mezcla con un colador para eliminar trozos de la planta. Déjala enfriar y colócala en la nevera toda la noche. Al siguiente día tendrás una capa sólida de mantequilla en la superficie del agua, y estará lista para que la agregues a cualquier receta.

 3- Curación

Si no te gusta el sabor amargo que suelen tener los cogollos vaporizados, prueba con un método de curación distinto, este puede tardar entre 4 a 7 días.

Lo primero que debes hacer es envolver la marihuana vaporizada con una estopilla, como una bolsa de té y sumérgela en agua. Ve cambiando el agua constantemente. Luego del transcurso de 4 a 7 días, filtra el agua y distribuye la planta curada sobre una bandeja y métela al horno 90-95ºC, revuelve la planta cada media hora.

Después de dos horas tus cogollos deben estar secos y listos para que los uses para preparar la receta que desees.

 

 

 


Current track

Title

Artist

Background